Skip to main content

«La debilidad te hace fuerte si estás con Cristo»

By 21 de octubre de 2021759, Entrevista

ENTREVISTA A JOSÉ MARÍA ZAVALA Y PALOMA FERNÁNDEZ

José María Zavala y Paloma Fernández son los autores del libro “Tú y yo, cómo gestionar la relación de pareja” en el que cuentan las adversidades de su matrimonio a través de un relato veraz fiel a su vida de pareja a la luz de la fe. El matrimonio ofrecerá una conferencia, que comparte el título del libro, en el Centro de Orientación Familiar "San Juan Pablo II" de Lucena el sábado 23 de octubre, a las 20:00 horas

Nuestra sociedad esconde el sufrimiento y ha decidido no identificar el mal en sus múltiples apariencias. ¿Esta “educación” adquirida hace al matrimonio muy frágil ante el natural contratiempo?

Huir del sufrimiento es imposible. Todo el mundo, con independencia de su credo religioso, sufre. Ahora bien, no es lo mismo sufrir con Cristo que sin Él. Y no digamos ya en el seno del matrimonio, donde tantos obstáculos y diferencias nos asaltan hoy en día. La ausencia de Dios para poder negarse a uno mismo y darse al otro sin condiciones provoca muchas rupturas matrimoniales.

¿Vuestro matrimonio cobra sentido nuevo en cada dificultad? ¿Cómo lo gestionáis?

La debilidad te hace fuerte si estás con Cristo, si frecuentas los sacramentos y recibes la fuerza necesaria para amar y seguir adelante. Solos no podemos hacer nada. Por eso, uno de cada dos matrimonios se separa o divorcia hoy. El egoísmo o la falta de amor impiden olvidarse de uno mismo para darse al otro.

La incidencia del divorcio en la sociedad es la manera más directa de atacar a la familia?

Sin duda. Recuerdo lo que nos contaba el padre Gabriele Amorth, exorcista oficial del Vaticano, en Roma. En varias ocasiones, Satanás le dijo durante el exorcismo: «¡Cuánto disfruto disolviendo matrimonios!». Y es el demonio, precisamente, quien fomenta la división y el enfrentamiento entre los cónyuges. Por eso hay que estar muy unidos a Dios. Y si el matrimonio se divide, también se dividen los hijos y se destruye la familia.

Como padres de dos hijos jóvenes, ¿cuál es vuestra manera de valorar el matrimonio y servir de guía para ellos?

El ejemplo de padres a hijos es fundamental. Que ellos vean que lo que les dicen sus padres se traduce en una práctica diaria. Predicar con el ejemplo y rezar mucho, sin desfallecer.

¿Cómo debe acudir el matrimonio a los sacramentos? ¿Qué importancia tiene esta participación si se acude juntos?

La familia que reza unida, permanece unida. ¡Qué gran verdad! Nuestros hijos, de 20 y 19 años, van a misa todos los días, confiesan cada semana, y rezan el Rosario con nosotros. Son jóvenes normales, con sus amigos, deportistas, y que ahora están produciendo la primera película sobre el beato Carlo Acutis: «El Cielo no puede esperar».

¿Qué papel ha tenido vuestra conversión y encuentro con Dios en el matrimonio que sois?

Un papel decisivo. Antes vivíamos al margen de Dios y ahora Él está con nosotros porque le hemos abierto las puertas de nuestro corazón, que son también las de nuestro hogar, donde Él reina ahora.