“La sonrisa es la mirada de Dios”

By 22 de enero de 2021726, Entrevista

«Es un privilegio que la radio llegara a mí, considero que es un destino que alguien puso en mis manos para hacerme feliz y para procurar que yo desde la radio hiciera feliz a la gente»

José Antonio Luque entiende la radio como una puerta abierta a todos de la que la persona sale más feliz. Periodista de larga trayectoria conoce la radio como la palma de su mano. Llegó a ella para sensibilizar a la sociedad sobre la discapacidad y más de treinta año después es el director del programa de radio cofrade más veterano de Córdoba. En 2018 recibió el premio Córdoba de Periodismo. Con él celebramos el día de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas.

¿Cómo llegas a la radio?

Cuando era un chaval joven pertenecía al movimiento fraternidad cristiana de enfermos y minusválidos (Frater), movimiento diocesano de ámbito nacional, del que incluso llegue a ser responsable diocesano en Córdoba. En los años setenta nos planteamos utilizar la radio para difundir el mensaje de la integración social de las personas con discapacidad. Hoy todo eso es bastante normal pero en aquella época no se oía mucho todo esto. Comenzamos haciendo un programa en la iglesia de San Agustín y después de misa, que la retransmitía Radio Córdoba, nos permitían un espacio al que acudía sobre todo gente joven del movimiento.

Posteriormente pedimos un espacio a la Voz de Andalucía de Radio Cadena y durante muchos años estuvimos haciendo un programa semanal, que trataba desde la identidad cristiana de Frater, plantear la integración social de las personas con discapacidad. Yo había empezado colaborando en el programa y acabé siendo el responsable. De ahí viene mi vinculación con la radio, empecé a trabajar y el trabajo lo compaginaba con mi formación como maestro. El magisterio era mi vocación y empecé a ejercerlo pero nunca perdí mi vinculación con la radio. Formé parte del equipo fundacional de Antena Tres radio en Córdoba al igual que hice el magazine de Canal Sur. Durante un tiempo compatibilicé la radio con la enseñanza pero tuve que pedir excedencia para dedicarme por completo a la radio. Desde hace treinta y tres años que se creó Canal Sur en Córdoba estoy vinculado a la sintonía.

¿Cómo se hace periodismo cuando se observa el mundo como cristiano?

Uno tiene que expresarse desde la radio fundamentalmente como persona honesta y coherente. Es un privilegio que la radio llegara a mí, considero que es un destino que alguien puso en mis manos para hacerme feliz y para procurar que yo desde la radio hiciera feliz a la gente. Mi clave es procurar que todo el que llegue a la radio salga feliz, y todo el que la escuche se sienta feliz porque escuche palabras coherentes, con sentido, reciba cada día una píldora de cultura, de naturaleza, de vida en definitiva. Eso hace que la magia de la radio fluya y me considero un privilegiado por gozar de esa magia, que no he perdido las ganas de seguir disfrutando. Mi obsesión es que, tanto el que escucha la radio como el que va, sea feliz. Me interesa que el que llame a la puerta la encuentra abierta para poder expresarse. A la radio llega gente muy diversa y con cosas interesantes que contar y tiene que encontrar hueco para expresarse con respeto y libertad. Cuando todo eso se consigue en el interior trasciende y el oyente lo capta. La gente tiene que notar que la radio le sonríe porque la sonrisa es la mirada de Dios.

«A la radio llega gente muy diversa y con cosas interesantes que contar y tiene que encontrar hueco para expresarse con respeto y libertad. La gente tiene que notar que la radio le sonríe porque la sonrisa es la mirada de Dios»

«A la radio llega gente muy diversa y con cosas interesantes que contar y tiene que encontrar hueco para expresarse con respeto y libertad. La gente tiene que notar que la radio le sonríe porque la sonrisa es la mirada de Dios»

¿Qué lugar ocupa en tu vida profesional el programa “Paso a paso”?

“Paso a paso” es un programa dedicado a la Semana Santa y es donde más se puede acentuar la identidad cristiana. Desde que se puso en marcha la programación cofrade en Canal Sur hace más de treinta años, hemos intentado ser la voz de las cofradías. Pero insisto en que no se trata de hacer programas cristianos para cristianos, se trata de hacer programas inteligentes, atractivos, cercanos, para personas. Esa creo que es la misión del periodista cristiano, acercar la verdad que construimos entre todos y que nos hace crecer como personas.

«No se trata de hacer programas cristianos para cristianos, se trata de hacer programas
inteligentes, atractivos, cercanos, para personas»

¿La profesión periodística ha abandonado la búsqueda de la verdad?

A veces la profesión periodística se utiliza para el “autobombo”, el periodista serio, honesto y formado transmite ese mensaje de alegría y llega a la gente. Hay que hacer programas de radio para personas inteligentes. Por supuesto las emisoras y programas específicos religiosos también tienen que estar. He tenido la suerte de hacer una radio generalista donde quién me escucha nota en el fondo la personas de Jesús.