Skip to main content

«Los frutos de la ITV nos hacen mejorar como matrimonio»

By 5 de noviembre de 2021761, Entrevista

Miguel Reymundo y Eugenia Sotomayor es uno de los matrimonios que ha participado en la ITV matrimonial, iniciativa puesta en marcha recientemente en la Diócesis por la Delegación de Familia Y Vida para profundizar en el matrimonio y la vida en pareja y ayudar a los matrimonios a revisar la marcha de su relación

¿Por qué os sentisteis convocados por la ITV matrimonial?

Mi mujer y yo llevamos varios años en grupos de matrimonios en Equipos de Nuestra Señora y muy vinculados a la parroquia de La Esperanza. Nos llegó la convocatoria y, como son las cosas de Dios y la providencia, vimos claramente que era para nosotros, que el Señor nos estaba llamando a tener este momento para la familia y el matrimonio.

¿Qué habéis encontrado en la ITV matrimonial? ¿Cuál es vuestro nivel de satisfacción?

Ha sido una experiencia muy enriquecedora, aunque fue corta fue muy intensa en el contenido. Tuvimos momentos para todo, el sacerdote Ángel Cristo Arroyo nos dio la bienvenida y nos explicó lo que íbamos a hacer a lo largo de la mañana, luego tuvimos un rato para reflexión personal y matrimonial.

Con unas preguntas pudimos ver en qué momento está nuestro matrimonio para hacer esa ITV, esa inspección que nos dice si podemos seguir circulando o tenemos que hacer alguna pequeña revisión. En esta vida tan ajetreada que llevamos es muy enriquecedor pararte a reflexionar delante del Señor y hemos salido muy contentos de la experiencia. La recomiendo a todos los matrimonios.

En vuestro caso, ¿ha habido que cambiar alguna pieza para pasar la inspección o con las que había se ha engrasado un poco y el vehículo ha seguido funcionando perfectamente?

Siempre se puede mejorar en algo, como en casi todos los aspectos de la vida, pero no hemos tenido que sustituir ninguna pieza, no ha habido ninguna avería grave pero siempre hay que engrasar, dar una vuelta y reflexionar en el matrimonio, más nosotros que tenemos dos niñas. Ver cómo va la transmisión de la fe y la vivencia de la misma en la familia.

Estas experiencias sirven también para proponerte nuevos retos dentro del matrimonio, mejorar la oración conyugal o estar más a disposición de la sociedad, por ejemplo. El matrimonio cristiano nos pide ser ejemplo y estar a disposición de quien nos pueda necesitar.

¿Cómo invitarías a un matrimonio a participar en esta ITV?

Lo primero que le diría es que no tengan miedo de enfrentarse a esta ITV, que los frutos que van a salir de ella siempre van a ser positivos y nos van a hacer mejorar a cada uno como persona y como matrimonio. Es un encuentro muy breve y sencillo en el que no es necesario tener un conocimiento exhaustivo de la religión ni estar muy vinculado a la Iglesia. Estés en el momento que estés es siempre bueno hacer ese parón y reflexionar, cada uno en el grado en el que le sea posible. No hay tampoco que compararse con otros matrimonios, simplemente ir, escuchar y poner buena voluntad, el Señor está ahí y al final los frutos salen.