Skip to main content

El Obispo oficia la misa en el centro penitenciario

By 25 de septiembre de 2020709, Iglesia Diocesana

La festividad de La Merced trajo consigo un Triduo “virtual” a la Virgen organizado por los voluntarios del Secretariado

La Pastoral Penitenciaria celebró como cada año la fiesta en honor a Nuestra Señora de la Merced con una serie de actos que este año se han visto modificados debido a la presencia del Covid-19.

El acto central fue la celebración eucarística presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, en el centro penitenciario donde el pastor de la Diócesis alentó a los internos a mantener viva su fe.

Junto al prelado, debido a las circunstancias actuales, únicamente pudieron estar los capellanes del Secretariado diocesano y un reducido grupo de internos con el objetivo de cumplir con las recomendaciones sanitarias establecidas.

Por su parte, a pesar de que este año no pudieron acceder al interior del centro, los voluntarios de la Pastoral Penitenciaria quisieron unirse en oración y llevaron a cabo un Triduo en honor a la Virgen de la Merced de manera “virtual” los días previos a su festividad. Asimismo, en el día de la fiesta de la Virgen, el voluntariado que conforma la Pastoral Penitenciaria llevó a cabo su reunión de comienzo de curso y celebró la eucaristía en la parroquia San Ignacio de Loyola.