La “bajá” más íntima de la Virgen de la Sierra a Cabra

By 3 de septiembre de 2020septiembre 22nd, 2020706, Iglesia Diocesana

Durante la madrugada de martes, 1 de septiembre, María Santísima de la Sierra fue trasladada desde su santuario hasta la parroquia de la Asunción y Angeles

La Virgen de la Sierra se encuentra ya en Cabra, ciudad de la que es Patrona, desde las seis de la mañana del primer día del mes de septiembre, cuando en un vehículo adaptado llegaba silenciosamente desde su Santuario acompañada por los miembros de su Junta de Gobierno; un silencio que solo fue roto por el repique de campanas de la iglesia de la Asunción y Ángeles. “Para este traslado se ha vuelto a utilizar el conocido vehículo adaptado con el que nuestra Patrona recorrió los pueblos del entorno y viajó hasta Córdoba en 2015 con motivo de la Magna Regina Mater, siendo acompañada por una reducida comitiva, conformada por miembros de la Junta de Gobierno, camareras, consiliario y representantes de la Hermandad de San Rodrigo Mártir, Costaleros de la Virgen”, explicaron los responsables de la Archicofradía a través de un comunicado.

Tras descender por la carretera del Santuario y acceder a la ciudad de Cabra por la entrada de la Fuente del Río, se realizó una breve parada en las inmediaciones del Hospital Infanta Margarita.

“Más que nunca este año no podía faltar ese acercamiento hacia las personas enfermas y personal sanitario, como ocurre cada 4 de septiembre cuando la Virgen es vuelta hacia el centro hospitalario”, expresaron en el comunicado.

Tal y como ya anunciara el pasado mes de julio la Real Archicofradía, cuando dio a conocer que posibilitaría la presencia de la imagen en la parroquia de la Asunción y Ángeles durante el mes de septiembre, se prescindió de esa “bajá” multitudinaria que la ha venido acompañando cada año al llegar el día 4 de septiembre y se optó por un traslado con las medidas necesarias al objeto de realizarlo con dignidad en estos tiempos de pandemia y con el fin de evitar concentraciones.

Plan para las visitas de devotos

Este año, la ciudad de Cabra no contará con las fiestas de septiembre en honor de la Patrona, ya que fueron suspendidas al igual que todas las romerías que en este tiempo se han sucedido, pero sí se ha activado un plan para intentar que las visitas de los devotos y devotas se realice con la mayor seguridad posible, y que cuenta con la implicación y colaboración del Ayuntamiento de Cabra, Policía Local y Protección Civil. Destaca, entre ellas, la apertura del templo de 9:00 a 13:30 y de 17:30 a 22:30 horas, es obligatorio el uso de mascarilla, higiene de manos, distancia de seguridad, respeto del aforo establecido, así como de la señalización especial y de las indicaciones del personal de seguridad y control.

Asimismo, la entrada se realizará sólo por la puerta trasera (junto al coro) y la salida por la puerta principal (salvo personas con movilidad reducida, que saldrán por la citada puerta trasera -dotada de rampa-). Durante los cultos y misas, si fuese necesario, se habilitará un pasillo de acceso para las visitas “breves” de aquellas personas que no participen en dichas celebraciones, con el objeto de evitar en lo posible esperas prolongadas y formación de colas en el exterior del templo.