Skip to main content

La Catedral acoge la tradicional Vigilia de la Inmaculada

By 11 de diciembre de 2020720, Iglesia Diocesana

Los jóvenes acudieron al templo principal de la Diócesis junto al Obispo, monseñor Demetrio Fernández

La delegación de juventud y la delegación de pastoral vocacional de la diócesis de Córdoba organizaron en la noche del lunes, 7 de diciembre, en la Santa Iglesia Catedral, la tradicional Vigilia de la Inmaculada.

La celebración comenzó con el rezo del Santo Rosario en el Patio de los Naranjos de la Catedral mientras procesionaba la imagen de la Inmaculada Concepción.

Una vez terminada la procesión tuvo lugar la Liturgia meditada de la Palabra que propició un momento intenso de oración. Monseñor Demetrio Fernández en su alocución recordó que esta noche celebrábamos la victoria de la gracia sobre el pecado, “somos pecadores y miramos a María, donde ha triunfado la gracia sobre el pecado”, aseguró.

El Obispo aconsejó a los jóvenes que no dejen de mirar a la Virgen durante su vida, Ella nunca ha dado la espalda a Dios y nunca le ha dicho no. «Os invito a que os hagáis adictos al rosario» pidió el pastor de la Diócesis a los jóvenes.

Tras la celebración, ofreció su testimonio la subdirectora médico del Hospital Universitario Reina Sofía, Elena García Martínez, quien explicó cómo se está viviendo la pandemia en el centro hospitalario. Elena aseguró que «la pandemia ha hecho renacer en nosotros la esperanza de un mundo más cercano al reino de Dios».

La solidaridad hacia los sanitarios ha crecido en este tiempo, confesó la subdirectora, y gracias a ella «hemos sentido la mano de Dios acompañándonos en el duro camino».

El seminarista Miguel Ramírez, que fue ordenado diácono al día siguiente, también participó en la Vigilia con un humilde testimonio en el que relató cómo su vocación

nació en él siendo un niño. Reconoció que el Señor se lo ha dado todo, «mi sí no valdría nada si no fuera por el sí de los que me rodean». Miguel aseguró que siente que «El Señor se ha enamorado de él» y él a cambio le entrega su vida para corresponder a tanto amor.