“No podemos quedarnos muertos, Cristo vive y te quiere vivo”

By 2 de octubre de 2020710, Iglesia Diocesana

La convivencia de monitores del Sínodo de los Jóvenes se celebró el pasado sábado, en el Palacio Episcopal comenzando así el segundo año del Sínodo de los Jóvenes “La Iglesia te acompaña”

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, acompañó a los monitores del Sínodo de los Jóvenes en la convivencia de inicio de curso que tuvo lugar en el obispado, el sábado 26 de septiembre. El prelado durante su saludo recordó a los jóvenes que deben “descubrir la Iglesia” entendiéndola como el conjunto de todo, “la Iglesia sois vosotros”, añadió el pastor de la Diócesis.

El Obispo mencionó la exhortación apostólica del Papa Francisco, “Christus vivit”, a los jóvenes y a todo el pueblo de Dios y recomendó el trabajo y reflexión de la misma.

Durante la jornada el Vicario General, Antonio Prieto, fue el encargado de presentar el documento conclusivo del año pasado, que es “una radiografía de los jóvenes de Córdoba”. El Vicario aseguró a los jóvenes que “somos una gran oreja”, y que el objetivo del Sínodo no es otro que escuchar a los jóvenes, imitando al propio Jesús. Antonio agradeció a los participantes el esfuerzo por reunirse en sus GPS y trabajar las fichas, que garantizó “vamos a tomarnos en serio y no van a caer en saco roto”. Asimismo, destacó que “la fe se cree, se ora, se vive y se testimonia”.

De la presentación de las fichas de trabajo de este segundo curso se encargaron Jesús Linares y Jesús Cabello, miembros de la comisión del Sínodo de los Jóvenes de Córdoba. La jornada terminó con la celebración de la eucaristía, presidida por monseñor Demetrio Fernández, en la capilla del Seminario Conciliar “San Pelagio”, dando así por inaugurado el segundo año del Sínodo de los Jóvenes de Córdoba, “La Iglesia te acompaña”.