“Nos tenemos que entregar de corazón”

By 17 de septiembre de 2020septiembre 22nd, 2020708, Iglesia Diocesana

El Obispo instituyó como acólito al hermano del Hogar de Nazaret, Jesús Lérida Nieto

Hogar de Nazaret cuenta desde el pasado viernes, 11 de septiembre, con un acólito, Jesús Lérida Nieto, instituido por el obispo de Córdoba en la parroquia del Carmen de Puente Genil, donde realizará un año de pastoral.

A la misa asistió la Directora General de Hogar de Nazaret, la hermana Consuelo Csanady, un nutrido grupo de fieles de la parroquia, los dos hogares de Puente Genil y Córdoba y matrimonios de los grupos de Nazaret de Puente Genil, Jauja y Moriles.

En su homilía, monseñor Demetrio Fernández resaltó la importancia de la Eucaristía y de cómo el servicio al altar realiza en el corazón del acólito una acción configuradora con Cristo, manso y misericordioso. Además recordó que este acolitado se realiza en función a una preparación para el sacerdocio dentro del proceso de respuesta a la llamada sacerdotal, que la Iglesia discierne y acompaña en los seminaristas.

Dentro de la misión del acólito destacó la de repartir el pan eucarístico entre los feligreses y entre los enfermos de la parroquia. Además, reseñó la providencia del Hogar de Nazaret y de su fundadora, Mª del Prado Almagro, en el proceso vocacional del hermano Jesús Lérida.