San Andrés invita a la eucaristía en lengua de signos

By 16 de octubre de 2020712, Iglesia Diocesana

La parroquia de San Andrés Apóstol de Córdoba celebra desde este domingo la eucaristía de las 19:30 h. con el apoyo de una intérprete de lengua de signos para personas sordas.

Esta iniciativa pionera en Córdoba ofrece cada semana un servicio parroquial que se propone atender las necesidades de accesibilidad para los cordobeses sordos que quieren acudir al sacramento con el soporte de la interpretación de la Sagrada Escritura en lengua de signos.

El párroco de San Andrés, Pablo Calvo del Pozo, espera que esta iniciativa sea “acicate para nuevas iniciativas de este tipo” y mantiene que se pone en marcha con “la luz de su Espíritu y que tiene el único deseo de hacer llegar a todos sin exclusión, sin diferencia, como hermanos que somos, hijos del mismo Dios Padre, el mensaje de Verdad de Cristo que Vive y nos ama con locura”.

Pablo Calvo sitúa en sus años de seminarista la inquietud por atender las necesidades de estas personas.

Entonces conoció a un matrimonio de personas sordas trabajadoras del Obispado, una relación que lo llevó a “trabajar por hacer verdad este deseo del corazón” que ha tomado cuerpo ahora, para “hacerles llegar también a ellos el Anuncio del Reino”. El sacerdote ha materializado así la idea, y representa desde este domingo la posibilidad para personas sordas de poder participar en la eucaristía de manera integral y “alimentarse del Cuerpo de Cristo y escuchar acoger su Palabra”, una necesidad que no entiende de capacidades sino que es “universal y para todos”.

Los distintos destinos parroquiales del sacerdote antes de llegar a Córdoba hace ahora diez años no permitieron alcanzar este propósito antes. Tras salvar la dificultad que la pandemia ha sumado al proyecto, San Andrés puede contar desde el domingo con la asistencia de la intérprete en lengua de signos Beatriz Fragoso, dispuesta a prestar este servicio para llegar “hasta donde Dios nos lleve”, porque esta es una decisión “nacida del Corazón de Dios”, pionera en Córdoba y pensada para el beneficio de todos.