“Fratelli Tutti”, la nueva encíclica del Papa Francisco

By 8 de octubre de 2020711, Iglesia en el mundo

En la fiesta de san Francisco de Asís, el Papa Francisco ha hecho pública la tercera encíclica de su pontificado con el título sobre la fraternidad y la amistad social

“Fratelli tutti” es el título que el Papa ha establecido para su nueva encíclica dedicada, a la “fraternidad” y a la “amistad social”. El título original en italiano permanecerá como tal en todos los idiomas en los que el documento será distribuido. Un documento que comienza con unas primeras palabras inspiradas en el gran Santo de Asís cuyo nombre eligió el Papa Francisco, y que recorre los desafíos del siglo XXI, con el fin de recordar al mundo que “estamos todos en la misma barca”, y que es necesaria una actitud global más solidaria y fraterna para afrontar los problemas actuales.

El Papa explica que estaba redactando el texto cuando estalló la pandemia del Covid-19, de la cual opinó que “dejó al descubierto nuestras falsas seguridades” y que “evidenció la incapacidad de actuar conjuntamente”. Dice que el coronavirus demostró que “a pesar de estar hiperconectados, existía una fragmentación que volvía más difícil resolver los problemas que nos afectan a todos”.

En este sentido, el pontífice aborda a lo largo del documento los retos que la sociedad actual debe afrontar.

Asimismo, hace alusión a las redes sociales y señala a su vez la necesidad de fortalecer las instituciones internacionales, de afrontar el problema del racismo o el fundamento religioso, la protección del medio ambiente, la abolición de la pena de muerte y la trata de personas.

El texto ha sido escrito en español y pretende ofrecer un análisis pormenorizado sobre los principales dramas de la actualidad. Toma varias citas de un documento precedente firmado en Abu Dabi en 2019 junto a líderes musulmanes, el “Documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común”. Francisco firmó la encíclica el sábado en Asís, donde nació san Francisco, y el domingo fue presentado en el Vaticano por varios responsables de la Santa Sede.