La Delegación de Enseñanza celebra la IV Jornada del Educador

By 29 de enero de 2021727

Casi trescientos profesores de todos los niveles educativos se inscribieron en esta jornada que se llevó a cabo de manera telemática

La Delegación Diocesana de Enseñanza organizó la IV Jornada del Educador el jueves, 28 de enero. En esta ocasión y debido a la crisis sanitaria, la reunión se llevó a cabo de manera telemática, a través de Zoom, con el fin de mantener las recomendaciones sanitarias.

Con el título “Pasión y emoción: dos compañeros de viaje en el mundo de la educación”, los docentes abordaron el tema de la educación afectiva desde la Antropología Filosófica y desde la Pedagogía con dos ponencias que dividieron la Jornada en dos partes. La primera, la dimensión afectiva de la persona, ¿qué es lo afectivo? y la pedagogía del corazón; y la segunda, acompañar la maduración afectiva en el aula.

En una primera ponencia, Carmen Mª Chivite Cebolla, Doctora en Antropología y Filosofía, habló a los educadores sobre la capacidad afectiva de la persona, aclarando conceptos, relacionando esta capacidad con la razón y la voluntad, distinguiendo tipos de fenómenos afectivos y orientando todo ello a lo que sería una pedagogía del corazón, que pueda ayudar a detectar desórdenes y aplicar la ayuda adecuada.

En la segunda parte de la jornada, Mª Eugenia Gómez Sierra, Doctora en Ciencias de la Educación, concretó cómo acompañar en el aula la maduración afectiva: ayudar al alumno a identificar las respuestas afectivas, ordenar las respuestas afectivas, tomar conciencia de la respuesta afectiva en la historia personal y elegir la respuesta en coherencia con el deseo de ser plenamente feliz. Indicó que el resumen del acompañar la maduración afectiva es “amar y dejarse amar por el alumno”.