“La vida de la Iglesia funciona mejor con vuestra presencia”

By 5 de febrero de 2021728

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, celebró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada en el templo principal de la Diócesis para dar gracias a Dios por este “signo de fraternidad en la vida de la Iglesia”

La diócesis de Córdoba conmemoró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada con una eucaristía en la Santa Iglesia Catedral, donde participaron representantes de los diferentes institutos de vida consagrada. La Diócesis cuenta actualmente con más de seiscientos consagrados y consagradas a Dios en distintas obras.

Bajo el lema “La vida consagrada, parábola de fraternidad en un mundo herido”, monseñor Demetrio Fernández celebró esta Jornada que el Papa San Juan Pablo II estableció hace 25 años, fijada el 2 de febrero, festividad litúrgica de la Presentación del Niño Jesús en el templo.

El Obispo resaltó en su homilía el gran valor de la vida consagrada en la Iglesia y la importante necesidad que existe de que todos valoremos el carisma del seguimiento de Cristo, las vocaciones y la fidelidad de los religiosos al Señor.

“La vida consagrada ciertamente en el mundo entero no pasa por sus mejores momentos, hace falta una profundísima reforma, pero sois en la Iglesia una parábola de fraternidad, como dice el lema de esta Jornada”, aclamó el Obispo.

El pastor de la Diócesis manifestó que la vida consagrada “debe ser un signo de que todas las dificultades son superables en el amor y en la vida”, por lo que pidió a los religiosos que nunca les pese la vida comunitaria porque son un testimonio para el mundo. “Hoy el mundo necesita de ese testimonio y la Iglesia os necesita a todos porque sois un elemento que embellece y expresa la santidad”, ha indicado.

Asimismo, monseñor Demetrio Fernández agradeció a todos su trabajo, su consagración a Dios como María. “Sois personas consagradas en lo más hondo de vuestro corazón y esto repercute en el bien de la Iglesia y la sociedad, puesto que donde estáis presentes, la vida de la Iglesia funciona mejor”, aseguró.