Skip to main content

Abierta una campaña de ayuda a la Casa-Hogar de Picota

By 5 de marzo de 2021732

Las lluvias han socavado los cimientos de la Casa-Hogar de Nuestra Señora de Araceli donde viven cuarenta niñas acogidas por las religiosas Obreras del Sagrado Corazón

En Picota, los sacerdotes cordobeses que allí trabajan, Rafael Prados y Antonio Reyes, han puesto en marcha una campaña de ayuda para una serie de necesidades básicas sin cobertura.

Hace apenas un mes, llegaba a la ciudad de Picota una planta de oxígeno a través de una campaña que llevó por lema “Respira Perú” y que consiguió recaudar el dinero necesario para esta planta regeneradora con la donación de municipios, entidades públicas, privadas, organizaciones y la ayuda de la Iglesia católica. Será pronto una realidad, gracias al trabajo conjunto de sacerdotes, fieles y la ayuda de muchos cordobeses que han realizado su donativo para impulsar esta iniciativa.

Ahora, la necesidad más urgente es reparar el daño que las lluvias han ocasionado en la Casa-Hogar de Nuestra Señora de Araceli, donde se han formado grandes grietas que han socavado los cimientos de la casa en la que viven cuarenta niñas acogidas por las madres obreras del Sagrado Corazón.

Para ello, está habilitada una cuenta en la que quien lo desee, puede realizar su donativo: Cajasur ES10 0237 0210 3091 6688 1062.