«La Iglesia y el cristiano son amantes de la vida»

By 23 de abril de 2021738

El Consejo Diocesano de Laicos mantuvo la segunda sesión del curso 2020/2021 con el Obispo el sábado, 17 de abril, en el Palacio Episcopal

Este órgano de representación de los fieles laicos de la Diócesis de Córdoba, que tiene como fin principal  promover la presencia y participación de los laicos seglares en la vida de la Iglesia diocesana y en la sociedad, quiso hacer públicas algunas consideraciones sobre temas fundamentales atendiendo a la convocatoria del Papa Francisco de un Año de la Familia con motivo del quinto aniversario de la publicación de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, que tiene como fin presentar al mundo el Evangelio de la Familia, proponiendo iniciativas concretas que hagan crecer en el amor a la familia y a la defensa de la vida.

En este contexto, los representantes del laicado diocesano cordobés manifestaron su compromiso por el trabajo en tres temas fundamentales: la defensa de la vida, especialmente cuando ésta es más vulnerable; el derecho de los padres a decidir con libertad en la

educación de sus hijos; y la defensa del matrimonio fundado en el amor de un hombre y una mujer abiertos a la vida.

Desde esta perspectiva, los laicos de Córdoba agradecieron especialmente a los Obispos de España la firme defensa de estos principios, especialmente ante la triste aprobación de la ley de eutanasia en nuestro país, y quisieron emprender junto a toda la Iglesia un camino común en el que se proponga a la sociedad en su conjunto una verdadera cultura de la vida, que en momentos de dificultad apueste por los cuidados paliativos, promoviendo un testamento vital o de declaraciones anticipadas en el que se pueda manifestar de una manera clara y determinada el deseo de recibir estos cuidados paliativos, así como la objeción de conciencia allí donde sea posible, principalmente en el ámbito sanitario.

Al respecto, en sus palabras iniciales, el Obispo manifestó que el Consejo Diocesano de Laicos es un órgano que representa a los seglares que participan habitualmente en el campo en el que cada uno se encuentra: familias, parroquias, cofradías, jóvenes, educación, cultura, movimientos y asociaciones. El Obispo agradeció a todos su participación en las labores eclesiales desde la gratuidad del voluntariado y del compromiso de cada uno, que es una verdadera riqueza en la Iglesia.

También, durante el transcurso de la sesión, se pudo reflexionar en torno a varios temas. En primer lugar, sobre los trabajos que se están realizando en el marco del Postcongreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”.

En segundo, sobre el Sínodo Diocesano de Jóvenes, en el que la Diócesis está inmersa y acaba de presentar los actos que se realizarán para celebrar la “Semana Laudato Si’”, del 17 al 24 de mayo de 2021, entre los que destaca una “Jornada de senderismo” de los Grupos de jóvenes de la Diócesis. Finalmente, se trataron algunos asuntos de índole económica, como algunas noticias sobre el informe hecho público por el Consejo de Ministros del Gobierno de España, en el que se reconocía que la Iglesia ha seguido en todo momento la legalidad, en la realización de las inmatriculaciones de sus bienes.

Igualmente, durante el Consejo, se ha dado cuenta de la inmensa labor sociocaritativa de la Iglesia durante este primer año de pandemia.