Solemccor invirtió tres millones de euros durante 2020

By 6 de mayo de 2021740

La empresa de inserción social de Cáritas Diocesana ha presentado su memoria anual

Solemccor ha presentado los datos sobre las actividades realizadas el pasado año en las distintas líneas de negocio que tiene la empresa de inserción social de Cáritas Diocesana de Córdoba.

Durante la presentación su director, Salvador Ruiz, aseguró que “vivimos hoy todavía una grave crisis sanitaria que ha generado mucho dolor a muchas familias” y para Cáritas ha supuesto un reto durante todo 2020 y lo que va de 2021. Esta situación ha provocado una grave crisis social y económica que se ha vuelto a “ensañar con los más pobres”. Una vez más la crisis tiene un mayor impacto en aquellas personas que ya estaban en una situación de “vulnerabilidad previa” apuntó. La crisis sanitaria, por otro lado, ha mostrado con rotundidad lo que es verdaderamente esencial, la importancia de la vida, la salud o los cuidados, recordó el director de Cáritas Diocesana.

Ruiz reseñó que la entidad está convencida “que es urgente poner en práctica una economía que priorice todos esos aspectos esenciales” y un modelo económico centrado en las personas, que respete sus derechos y que apueste por los que a menudo son descartados.

Javier Gracia, administrador de Solemccor, explicó que la empresa invirtió tres millones de euros durante 2020 para mantener que sus actividades y que el empleo se mantuvieran. La empresa de inserción lo que hace es invertir para fomentar la creación de empleo entre las distintas líneas de negocio. El área de reciclaje representa más del 62%, que incluye la recogida de papel y cartón, el textil, la recogida de aceite y la destrucción de documentación confidencial.

La hostelería es otra de las apuestas importantes de Solemccor, con más del 24% de inversión, que se reparten entre la escuela, la taberna “Tabgha” y el catering “Cinco panes”. El sector servicios, que incluye las áreas de limpieza y de confección, representa más del 8% de la inversión de la actividad.

Respecto al ejercicio anterior, 2019, en 2020 Solmeccor experimentó un incremento, a pesar de la crisis, de más de doscientos mil euros, según apuntó el administrador. Javier quiso hacer hincapié que la financiación pública supone un 9% y el otro 91% es financiación propia generada de la actividad de la empresa y del apoyo de Cáritas.

Ana Belén Espinar, responsable de empleo, destacó que hasta Cáritas Diocesana de Córdoba se acercaron el año pasado más de ochocientas personas para pedir ayuda para “mejorar su situación de empleabilidad”, de las cuales casi cien recibieron formación y más de un centenar consiguió un contrato de trabajo en los proyectos de Cáritas.

Por su parte Ismael Ramírez, coordinador de reciclaje, explicó que el acompañamiento es “individualizado, productivo y social”. El procedimiento promueve la adquisición de competencias en tres dimensiones, “personal, sociolaboral y profesional”.

Solemccor sigue trabajando para favorecer la inserción laboral de personas que están en situación de exclusión social, el único propósito es facilitar oportunidades formativas y laborales a personas en situación de vulnerabilidad para su inserción en el mercado laboral.