Skip to main content

San Juan de Ávila, un gigante de la santidad

By 1 de julio de 2021748

Córdoba y Montilla han acogido esta semana el III Congreso Internacional Avilista con el objetivo de profundizar en la vida y obra del Patrono del Clero Secular Español, en el marco del 75 aniversario de la proclamación de San Juan de Ávila.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, abrió el Congreso acompañado por el alcalde de la ciudad, José María Bellido; el alcalde de Montilla, Rafael Llamas; y el delegado del Gobierno de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo, poniendo de manifiesto la importancia de celebrar esta efeméride en nuestra Diócesis, donde el Santo dejó gran parte de su legado espiritual. Algo en lo que coincidieron los representantes institucionales, quienes alabaron  la labor de la Iglesia por dar a conocer esta figura tan vinculada a Córdoba, a Montilla y a Andalucía.

Un recorrido por la Historia del Maestro

“La escuela sacerdotal avilista”, “La escuela femenina avilista” y “Los santos discípulos del Maestro Ávila” fueron los tres asuntos tratados en la primera mesa redonda que tuvo lugar sobre Historia.

José Ramón Godino habló sobre “La escuela sacerdotal avilista”, resaltando que “es difícil encuadrar a San Juan de Ávila como hombre de escuela”.

Por su parte, María Jesús Fernández Cordero trazó el panorama de las mujeres que estuvieron vinculadas a la vida de San Juan de Ávila, como por ejemplo, Sancha Carrillo para quien el Maestro fue su instrumento divino de conversión.

Miguel Navarro Sorní se centró en cómo la doctrina del Maestro influyó en la vida de muchos santos. “Fue amigo y forjador de santos y España está llena de sus cartas y obras espirituales”, afirmó.

Teología para la sesión vespertina

La Teología fue el segundo gran bloque del Congreso. La postuladora en la Causa del Doctorado de San Juan de Ávila, Encarnación González, moderó la mesa redonda en la que participaron el director espiritual del Seminario Conciliar “San Pelagio” de Córdoba, Carlos Jesús Gallardo Panadero, con la ponencia “La Sagrada Humanidad de Cristo en la teología avilista”; Juan Miguel Corral hablando sobre “Las fuentes del Tratado sobre el sacerdocio y su valor teológico”; y Ricardo Aldana sobre “La Palabra de Dios en la teología avilina”.

Espiritualidad y actualidad avilina

Los dos núcleos de estudio de la tercera jornada del III Congreso Internacional Avilista fueron la espiritualidad y la actualidad según San Juan de Ávila. De las ponencias de la espiritualidad se encargaron Antero Pascual Rodríguez, rector del Seminario Metropolitano de Sevilla; Jesús Pulido Arriero, director del secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe; y Pere Montagut Piquet, director espiritual del Seminario Conciliar de Barcelona. Asimismo, del bloque de actualidad se hicieron cargo Gaspar Hernández Peludo, rector del Seminario diocesano de Ávila; Francisco Javier Díaz Lorite, sacerdote de la diócesis de Jaén; y monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba.

La mañana comenzó con el rezo de Laudes en la Santa Iglesia Catedral y la celebración de la eucaristía, presidida por Monseñor Jesús Vidal Chamorro, obispo auxiliar de Madrid. El prelado durante la homilía recordó  que “el seguimiento de Cristo en la vocación está en la obediencia” por lo que “el camino para liberar al hombre está en enseñarle el camino de la obediencia a Dios”. Deseó que en el congreso en el que “estamos profundizando en la vida de San Juan de Ávila, podamos dar testimonio del que verdaderamente tiene potestad para quitar el pecado del mundo”.

Por su parte, Jesús Pulido, en su conferencia “La oración de intercesión en el magisterio de San Juan de Ávila” explicó que es una novedad de San Juan de Ávila hablar de la oración de intercesión, que la realiza el sacerdote, principalmente en la celebración de la eucaristía. La vida del sacerdote “tiene unas exigencias para su vida personal, sobre todo tener una vida de oración y que su vida material vaya acorde con lo que ofrece en la eucaristía”.

Terminó el núcleo Pere Montagut, con su ponencia “La espiritualidad del presbiterio diocesano a la luz de la teología de San Juan de Ávila”. El sacerdote reconoció que la espiritualidad es “un estímulo de renovación” porque San Juan de Ávila supo vivir la entrega propia de los sacerdotes desde el presbiterio secular y pudo experimentar una fuerza mística interior que lo llevo a un amor a la Iglesia que expresó a través de su ministerio.

Celebraciones litúrgicas

El III Congreso Internacional Avilista contó cada mañana con un rato de oración ante el Santísimo en la Capilla del Pilar y la celebración de la santa misa en la Catedral de Córdoba presidida cada día por un prelado. El miércoles, ofició la eucaristía el arzobispo emérito de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo, quien recordó cómo el Maestro era la predicación y la dirección espiritual de tantas almas, así como una invitación elocuente a la santidad”.

El jueves, la celebración corrió a cargo del obispo auxiliar de Madrid, monseñor Jesús Vidal Chamorro, quien aseguró que “la verdadera vocación está en vivir abierto a lo que nos pida Cristo”.

Como broche final del Congreso, se celebró la santa misa en la Basílica de San juan de Ávila oficiada por el cardenal arzobispo de Barcelona y Presidente de la CEE, monseñor Juan José Omella.