AGOSTO

By 29 de diciembre de 2020Anuario 2020 II

Agosto fue un mes de cambios, de apertura al nuevo curso pastoral. Cambios como el que se llevó a cabo en el Seminario Menor San Pelagio, quien despidió a quien había estado al frente del mismo durante los últimos años, el sacerdote Juan Carlos Navarro, quien se disponía a cursas estudios en Roma. Una situación que vivían también los fieles de la parroquia de Santa Teresa de Córdoba quiénes despedían a su párroco, Antonio Reyes, que partía hacia la misión diocesana de Picota, en Perú.

Por su parte, Cáritas diocesana seguía tendiendo su ayuda a las miles de familias que acudían a sus puertas. La pandemia continuó haciendo estragos y aumentó la crisis social y económica para multitud de familias ante un futuro “incierto” para muchas. Cáritas recogía los primeros resultados de toda esta situación, estando por encima de tres veces más de las personas que se acercaban a pedir ayuda con respecto a los meses inmediatamente anteriores de la crisis del coronavirus.