Skip to main content

SEPTIEMBRE

By 29 de diciembre de 2020Anuario 2020 II

Con este mes empezábamos un nuevo curso pastoral, cargado de incertidumbre por la situación en la que nos encontrábamos y a la vez de esperanza, pues nos reinventamos al completo para poder seguir con la actividad evangelizadora.

Se presentaba la programación pastoral, retomando la Diócesis su actividad con diversos actos organizados desde los Secretariados y las Delegaciones diocesanas, acogiéndose a las líneas marcadas por el pastor de la Diócesis en su carta de inicio de curso 2020-2021 “¡No tengáis miedo! Abrid las puertas a Cristo”. En ella, el prelado repasaba no sólo los hitos que marcaron los meses anteriores, sino algunos de los aspectos sobre los que se trabajaría en los meses futuros. Destacaba, por ejemplo, la entrega y la solidaridad especial que han dado tantas personas al frente de una situación que nunca antes habíamos vivido y pedía a los sacerdotes “actualizarse continuamente”.

Mientras tanto, las parroquias sumaban caridad. Los contagios iban en aumento, se registraba un aumento considerable de peticiones derivadas de más familias que antes tenían economías saneadas y a las que la pandemia les obligaba al cierre de sus negocios, al tiempo que soportaban gastos de hipotecas y suministros corrientes. Esta situación preocupaba mucho a los párrocos, quiénes se esforzaban por estar junto a cada una de las familias que acudían a pedir ayuda.