Skip to main content

Enseñanza de valor Universal

By 5 de febrero de 2021Tema de la semana

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, entrega al Papa Francisco un cuadro de San Juan de Ávila en abril 2015

San Juan de Ávila, memoria para la Iglesia Universal

El Papa Francisco ha emitido un decreto por el que San Juan de Ávila, doctor de la Iglesia Universal, cuyas reliquias se veneran en Montilla, queda inscrito en el calendario romano general.

La congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha aprobado la inscripción de la celebración de San Juan de Ávila en el calendario romano general. El doctor de la Iglesia, cuyas reliquias se veneran en Montilla queda incluido por decreto del Santo Padre en los Calendarios y Libros litúrgicos para la celebración de la Misa y la Liturgia de las Horas. Cada diez de mayo, la diócesis de Córdoba celebra el día del Patrón del Clero Secular Español en torno a la urna que custodia sus reliquias, en la Basílica Pontificia de San Juan de Ávila de Montilla. Tras el decreto del Santo Padre, el 10 de mayo es el día de San Juan de Ávila para la Iglesia Universal.

Para el Obispo de Córdoba la inclusión del santo Maestro en el Calendario Romano Universal es “la lógica consecuencia de la declaración de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia realizada por el Papa Benedicto XVI el 7 de octubre de 2012”. Con el Maestro, que pasó sus últimos años de vida en Montilla, son cuatro los españoles doctores de la Iglesia e incluirlo en el Calendario Universal Romano significa que “su sepulcro en Montilla es un lugar de peregrinación universal y su enseñanza alcanza valor en todo lugar”.

La inclusión llega cuando se cumplen este año 75 años de la declaración de San Juan de Ávila como patrono principal del clero diocesano español por el Papa Pío XII.

Para monseñor Demetrio Fernández, esta declaración y el mensaje principal que San Juan de Ávila transmite, es especialmente significativa para los sacerdotes diocesanos a los que san Juan de Ávila transmitía que “la deseada renovación de la Iglesia va precedida por la reforma del clero y el fervor de los seminarios”. Par el Obispo de Córdoba, la principal carencia del hombre hoy es “carecer de Dios” y la tarea del sacerdote es “saciar ese hambre de Dios en todos los corazones y despertarlos”. La pandemia es para el prelado una circunstancia que “pone al descubierto esta urgente necesidad: San Juan de Ávila vivió para anunciar la verdad fundamental del amor de Dios para todos.”

En la Basílica de San Juan de Ávila la noticia de la inclusión de San Juan de Ávila en la liturgia universal se ha vivido con mucha alegría. Para su rector, esto significa que “el Maestro Ávila va a ser mucho más conocido en muchos más lugares del mundo y celebrar su fiesta y, sobre todo, el mundo va a poder empaparse de su enseñanza, de sus obras y de sus escritos”. José Félix García Jurado espera que cada 10 de mayo, a través del Maestro Ávila “muchas personas se encuentren con el Señor y su amor”.

El Alcalde de Montilla, Rafael Ángel Llamas, mantiene que el hecho de que la festividad de San Juan de Ávila, tan querida por los Montillanos, esté contenida en el Calendario Romano General a partir de ahora representa un reconocimiento también para su ciudad que “acoge la gran noticia, de mucho significado para muchos montillanos que sienten ferviente devoción por San Juan de Ávila”. Para el regidor municipal, el Doctor de la Iglesia forma parte de la identidad y el patrimonio montillano y “esta declaración impulsa la difusión de la vida de San Juan de Ávila, lo que supone un mayor conocimiento de nuestra ciudad, nuestra historia y nuestro patrimonio”.

El Alcalde, que impulsó la declaración de hijo adoptivo de Montilla del Doctor de la Iglesia, ésta es “una alegría más que san Juan de Ávila da a nuestro municipio”.

Este decreto pontificio atiende al reconocimiento como doctor de la Iglesia de “grandes santos de Occidente y Oriente” y, según un comunicado de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, la santidad se vincula con el conocimiento, “que es experiencia del misterio de Jesucristo, indisolublemente unido al misterio de la Iglesia”. Este vínculo, añade la comunicación Vaticana, entre santidad e inteligencia de las cosas divinas y también humanas, “brilla de modo particular en aquellos que han sido adornados con el título de doctor de la Iglesia”.

El Papa Francisco también ha introducido en el Calendario Romano General a san Gregorio de Narek, abad y doctor de la Iglesia, el día 27 de febrero, y a santa Hildegarda de Bergen, virgen y doctora de la Iglesia, el día 17 de septiembre.

"Montilla y el Sepulcro de San Juan de Ávila se convierten en lugar de peregrinación"

La diócesis de Córdoba ha recibido con mucha alegría la noticia de que el 10 de mayo sea memoria obligatoria para la Iglesia española y fiesta para la Iglesia de Córdoba.  Para el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, la inclusión en el calendario romano de san Juan de Ávila convierte “a Montilla y el sepulcro del Maestro en un lugar de peregrinación universal” y representa “un gozo para la Diócesis, consecuencia lógica de su declaración como doctor de la Iglesia Universal”.

San Juan de Ávila en el Calendario Romano General

por Salvador Aguilera López

Presbítero de la Archidiócesis de Toledo

Con fecha de 2 de febrero del presente año, la Santa Sede ha dado a conocer dos decretos del Papa Francisco por medio de los cuales modifica una celebración ya inscrita en el Calendario Romano General e inscribe a tres doctores de la Iglesia, entre ellos a san Juan de Ávila de la Iglesia, en dicho Calendario.

Los motivos de la inserción de los nombres de María y Lázaro a la memoria de Marta, el día 29 de julio, los indica el Papa en el decreto «Marthæ, Mariæ et Lazari», de fecha 26 de enero (Prot. N. 35/21). Por un lado, dice el Pontífice, ya ha sido resuelta la incertidumbre sobre la identidad de María y, por otro, se quiere subrayar el importante testimonio evangélico que ofrecen los tres hermanos al hospedar, escuchar y creer en Cristo.

En el decreto «Sanctitas cum intellectu», de fecha 25 de enero (Prot. N. 40/21), el Pontífice señala que: «teniendo en cuenta que recientemente han sido reconocidos con el título de doctor de la Iglesia de Occidente y Oriente», se decreta la inscripción de san Gregorio de Narek, el 27 de febrero, de san Juan de Ávila, el 10 de mayo, y de santa Hildegarda de Bingen, el 17 de septiembre, en el Calendario Romano General.

La celebración de estos tres últimos doctores, al igual que la mayoría de los que ya se encontraban en el Calendario Romano General, tendrá el grado de «memoria ad libitum». Además, con esta decisión papal, encontramos en dicho Calendario a los cuatro santos españoles que cuentan con el título de doctor de la Iglesia: san Isidoro de Sevilla, santa Teresa de Jesús, san Juan de la Cruz y, ahora, san Juan de Ávila.