Un año para redescubrir el valor de la familia

By 8 de abril de 2021Tema de la semana

La Solemnidad de San José ha sido el comienzo del Año de la Familia, un tiempo especial convocado por el Papa Francisco para profundizar en la pastoral familiar, en el quinto aniversario de su exhortación apostólica post sinodal “Amoris Laetitia”.

Este año ha sido convocado por el Santo Padre “para madurar los frutos de la exhortación apostólica postsinodal y hacer a la Iglesia más cercana a las familias de todo el mundo, puestas a prueba este último año por la pandemia”. De esta manera, “la familia se abre a la alegría que Dios da a todos aquellos que saben dar con alegría”, afirmó el pontífice. Al mismo tiempo, “halla la energía espiritual para abrirse al exterior, a los demás, al servicio de sus hermanos, a la colaboración para la construcción de un mundo siempre nuevo y mejor; capaz, por tanto, de ser portadora de estímulos positivos; la familia evangeliza con el ejemplo de vida”.

Este año que acaba de comenzar y que coincide con el Año de San José durará unos 15 meses, ya que finalizará el 26 de junio de 2022 con la décima edición del Encuentro Mundial de las Familias en Roma. En conferencia de prensa sobre el Año Amoris Laetitia, el Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, Cardenal Kevin Farrell, señaló que “fue providencial que el Santo Padre dedicara este año a San José, esposo y padre tan amado que fue elegido por Dios para cuidar de la Sagrada Familia”.

El Santo Padre ha señalado que este tiempo no sólo será un año de reflexión sobre “Amoris laetitia”, sino “una oportunidad para centrarse en el contenido del documento”.

“La alegría del amor”

“Amoris laetitia” se escribió después de dos sínodos de los obispos dedicados a la familia. Es uno de los documentos más largos de la historia papal, consta de una introducción y nueve capítulos, que reflexionan sobre los desafíos al matrimonio y la vida familiar.

El Cardenal Farrell indicó que el año se organizó para apoyar a las parejas y familias en todo el mundo que atraviesan un momento de crisis, de situación de pobreza o soledad, y “necesitan atención pastoral, necesitan dedicación”.

“Muchas familias necesitan que se les ayude a descubrir en los sufrimientos de la vida el lugar de la presencia de Cristo y de su amor misericordioso. Este año, por tanto, es una oportunidad para acercarse a las familias, para que no se sientan solas ante las dificultades, para caminar con ellas, escucharlas y emprender iniciativas pastorales que las ayuden a cultivar su amor cotidiano”, aseguró.

“La experiencia de la pandemia – se lee en el comunicado del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida – ha puesto de relieve el papel central de la familia como Iglesia doméstica y ha subrayado la importancia de los vínculos entre las familias”.

A través de las diversas iniciativas de carácter espiritual, pastoral y cultural previstas en el Año “Familia Amoris Laetitia”, el papa Francisco “se dirige a todas las comunidades eclesiales del mundo, exhortando a cada persona a ser testigo del amor familiar”.

Según se explica en el documento informativo del dicasterio publicado en diciembre de 2020, los objetivos del Año de la Familia son cinco: Difundir el contenido de la exhortación apostólica Amoris laetitia; anunciar que el Sacramento del Matrimonio es un don; hacer a las familias protagonistas de la pastoral familiar; concienciar a los jóvenes de la importancia de la formación en la verdad del amor; ampliar la mirada y la acción de la pastoral familiar.

Iniciativas especiales

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida está coordinando muchas iniciativas para el Año de la Familia, como el proyecto “10 Videos Amoris laetitia”, donde el Santo Padre explica los capítulos de la exhortación apostólica junto con las familias que darán testimonio de algunos aspectos de su vida cotidiana.

Además, el dicasterio vaticano comparte “herramientas de espiritualidad familiar, de formación y de acción pastoral sobre la preparación al matrimonio, la educación en la afectividad de los jóvenes, sobre la santidad de los esposos y de las familias que viven la gracia del sacramento en su vida cotidiana”. Además, se organizarán simposios académicos internacionales para profundizar en el contenido y las implicaciones de la Exhortación Apostólica.

Asimismo, el dicasterio ha creado una página web para el Año de la Familia, donde se puede encontrar más información sobre eventos y recursos.

Página web para el Año de la Familia